UNA VIDA LIBRE DE TÓXICOS

21. marzo 2017 Blog 0
UNA VIDA LIBRE DE TÓXICOS

 Hola bailongo@s: Que ya estamos en Primaveraaa !!!! No quiero que os suene a grito a virtual pero es que me puede la emoción y la alegría!! Es mi estación favorita y llevo un año esperándola como si no hubiera un mañana. Además viene con unas temperaturas perfectas, aprovechemos sus beneficios mientras dure. 

   En este post te enseño como llevar una vida libre de tóxicos. Ya que eso influye en nuestro bienestar y calidad de vida. No paramos de oírlo por todas partes, pero yo que soy tan maja, te hago un resumen todo ordenadito, para que lo tengas más claro. 😉

Así que presta atención de lo que tenemos que apartar de nuestra vida a la mayor brevedad!

   Empecemos con algo tan básico como los jabones y champús que utilizamos a diario, jabones, espumas, geles, … ¿qué eliminar de la lista de compra?  

SULFATOS (los encontramos en el champú): 

   Son tensioactivos que se añaden al champú para lograr que este sea más espumoso. Pero esa espuma densa que crean puede irritar el cuero cabelludo y resecar el cabello. En cabellos teñidos, las consecuencias son peores porque los sulfatos “arrastran el color”, según indica la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios). Los sulfatos más habituales en los productos capilares son el Sodium Lauryl Sulfate (SLS) y el Sodium Laureth Sulfate (SLES), pero cualquier ingrediente que incluya el término ‘Sulfate’ en su nombre forma parte de este grupo.

UNA VIDA LIBRE DE TÓXICOS

SILICONAS (en champús, espumas, gominas, geles)

   Derivadas del petróleo, las siliconas se incluyen en las fórmulas de los champús y de otros productos para crear un falso resultado de hidratación. “Las siliconas impiden que cualquier producto nutritivo penetre en el pelo, lo aisla y lo asfixia”, previenen desde distintos Laboratorios cosméticos. Por fuera, el cabello se ve suave y brillante, mientras que, por dentro, está debilitado a causa de que la silicona no permite que el tratamiento llegue al interior. Por otro lado, desde el punto de vista medioambiental su impacto es muy alto porque son sustancias no biodegradables.

UNA VIDA LIBRE DE TÓXICOS

PARABENOS

   Desde hace años, los parabenos están en el centro de la diana. El desencadenante fue un estudio de la Universidad de Reading, publicado en 2004, que demostró la relación entre estos químicos y el cáncer de mama. Los productos de belleza, incluidos algunos champús y mascarillas, utilizan los parabenos como conservantes, para evitar la aparición de bacterias. Pero, como avisan desde la marca libre de tóxicos Freshly Cosmetics, “imitan la acción de las hormonas femeninas e interfieren en el sistema endocrino”. La consecuencia más grave puede ser la que explica el estudio citado. 

 

Después, tenemos que empezar a mirar las etiquetas de las cosas que compramos para la casa: 

CUALQUIER COSA HECHA DE PVC O VINILO

   El PVC O Policloruro de vinilo, es una sustancia plástica que usualmente se puede encontrar en cortinas de baño, envases de alimentos, tuppers, juguetes de niños, suelos de vinilo y muchos otros materiales de construcción. Esta sustancia es tóxica y es conocida y etiquetada como “cancerígena” por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Probablemente esta es la razón por la que está prohibida al menos en 14 países en la Unión Europea.

   Si no estás segur@ si un objeto tiene o no PVC en su envase, revisa su etiqueta y si está hecho con PVC dirá #3 o “PVC” junto a la etiqueta. Para otros productos como muebles o juguetes, probablemente tendrás que llamar al productor. También hay varias compañías que son conscientes del daño asociado al uso del PVC y pondrán orgullosamente que sus productos están libres de PVC. Y hay compañías que no utilizan esta sustancia en ninguno de sus productos, como es el caso de IKEA.

AMONÍACO

   Presente en la mayoría de los limpiadores de ventanas y vidrios que contienen un químico altamente tóxico del que muchos han escuchado nombrar: el amoníaco. Casi todos los productos contienen amoníaco. Este químico puede irritar la piel, los ojos y el sistema respiratorio y también es corrosivo. Los tintes para el pelo que se compran en las tiendas y los que utilizan los salones de belleza también tienen grandes cantidades de amoníaco.

   Para evitar el uso de estos productos puedes hacer lo obvio y comprar aquellos que no lo contengan (yo ya utilizo tintes del pelo sin él, lo hay en la mayoría ya). O puedes hacer fácilmente tus propios limpiadores con una solución de vinagre y agua para limpiar las ventanas y prácticamente todas las demás superficies. Esto además es un desinfectante natural, también hay una serie de tintes para el cabello a base de hierbas que son libres de químicos y funcionan muy bien (más caras todavía eso sí).

UNA VIDA LIBRE DE TÓXICOS

AMBIENTADORES

   La mayoría de los “ambientadores” que están hoy en el mercado contienen una variedad de sustancias químicas tóxicas. Los más notables, contienen ftalatos. Los ftalatos están directamente relacionados con el cáncer y trastornos hormonales. Pero hay más, al aspirarlo se forma una capa de aceite llamada metoxicloro en tus conductos nasales que con el tiempo matará los nervios de tu nariz e interferirá con tu capacidad de oler. 

   Para aliviar este problema una buena idea es abrir las ventanas cuando estás limpiando y dejar que el aire fluya por tu casa lo más frecuentemente posible. Considera utilizar los difusores de aceites de esencias aromáticas o crea los tuyos propios llenando una botella para rociar con agua y aceites esenciales. También puedes hervir cáscaras de naranja y limón en agua o clavos de olor o hierbas.

JABONES Y SPRAYS ANTIBACTERIALES

  La mayoría de estos productos contienen un compuesto llamado “Triclosan” que se ha vendido como “la respuesta para detener la propagación de gérmenes” pero que en realidad ha sido responsable de la difusión de la resistencia a los antibióticos y “súper bacterias”. Además de esto tienen muchos efectos adversos para la salud como la alteración de la glándula tiroides.

   Hay muchas alternativas a base de plantas naturales que pueden ser utilizadas para la desinfección e incluso para matar gérmenes y detener la dispersión de las bacterias. El vinagre blanco y el aceite del árbol del té son muy efectivos. Simplemente rellena una botella spray con 2 tazas de agua tibia, 20 gotas de aceite del árbol del té y 2 cucharadas de vinagre blanco y ¡listo! Ya tienes un limpiador desinfectante antibacteriano.

UNA VIDA LIBRE DE TÓXICOS

 BISFENOL-A (o BPA)

   Aunque el uso de este producto químico que se utiliza comúnmente en productos de plástico ha sido muy limitado en los últimos años, todavía es legal y altamente tóxico. Se puede encontrar en casi cualquier cosa, incluyendo algunas inserciones en biberones de plástico para bebés, juguetes para bebés, recipientes para guardar comida e incluso en tuberías de suministro de agua.

   Es más fácil que este producto químico se filtre por el plástico cuando se calienta, así que es mejor evitar que se caliente, pero no debería ser utilizado en absoluto.  Trata de evitar el plástico lo más que puedas. Puedes optar por contenedores de acero inoxidable o vidrio de calidad para almacenar tus alimentos. Y si tienes que utilizar plástico para algunas cosas, opta por los productos etiquetados como “libres de BPA” y si no estás seguro, revisa la etiqueta. Tiene un nº 3 o un nº 7 cuando puede contener BPA.

 COMPUESTOS ORGÁNICOS VOLÁTILES (o VOC)

   Los VOC son gases emitidos por ciertos sólidos como la pintura, los pesticidas, los detergentes para la lavadora y otros. Son muy tóxicos y han sido relacionados con el asma e incluso cáncer. Puedes obtener pintura libre de VOC y evitar los pesticidas. Si no estás dispuesto a utilizar detergentes naturales o hechos en casa para lavar tu ropa, entonces trata de comprar los que no contengan aromatizantes, ya que tienen menos VOC’s que los detergentes regulares con aromas.

    

  Aquí lo tienes todo, o casi todo porque hay muchos más pero no quiero deprimirte ;). Es importante que estés alerta frente a estos tóxicos para que puedas llevar una vida más sana e informada, por tu salud y por el medio ambiente. Mientras menos apoyemos a las empresas que fabrican estos productos, menos serán producidos. Cada vez que gastas tu dinero, estás tomando una elección: así que hazlo consciente de lo que estás consumiendo.

Espero que te haya gustado y consigamos entre todos vivir una vida libre de tóxicos.

Mil gracias por estar, y ahora que hace tan buen tiempo, a disfrutar la vida y bailaralsol mucho mucho!

Besos & Abrazos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 7 = 1