UN PASEO POR MILÁN

24. Noviembre 2016 Viajes 0
UN PASEO POR MILÁN

   Hola bailong@, ¿cómo va la vida? Como ya te he contado alguna que otra vez viajar es una pasión que tengo, y que comparto con todos aquellos a los que nos encanta cambiar la rutina y salir a ver mundo, descubrir esas otras vidas y probar sabores nuevos. No hay escapada a la que pueda decir que no, sobre todo si no la he hecho antes. Y esta vez no iba a ser menos, acabo de darme un paseo por Milán y te lo voy a enseñar.

   A priori es una ciudad que no me llamaba especialmente, pero es cierto que es una ciudad muy cómoda ya que el transporte es estupendo y se puede recorrer gran parte andado. En un fin de semana es más que suficiente para hacerte una idea de como es la ciudad y ver las cosas más importantes que tiene. Me hubiera gustado indagar un poco más por sus calles pero estando tan cerquita ya habrá otra ocasión.

   Esto es lo que han visto mis ojos en un fin de semana pasado por agua y con bastante frío, pero ha sido muy divertido y lo mejor, lo bien acompañada que estuve, lo cierto es que me siento muy afortunada por la gente que tengo cerca ;). Así que disfruta del paseo.

   Llegue el viernes a media mañana al aeropuerto de Malpensa, de ahí cogí un bus por 8€ que es la mejor opción para ir al centro de la ciudad, a la Stazione Centrale. Las paradas están justo enfrente del aeropuerto y no hay pérdida, son cómodos y tarda casi una hora en llegar. A 15 minutos andando estaba nuestro hotel así que fuí disfrutando de sus calles y sus gentes mientras llegaba en un día bastante gris. UN PASEO POR MILÁN

   Mi compañía trabajaba todavía así que aproveché para recorrerme las calles del centro con paradas para calentarme un poco porque vaya frío, teniendo en cuenta que en Ibiza vivimos entre los 15 y los 20 grados, estaba congelada.

UN PASEO POR MILÁN

   Sin duda lo que más me impresionó fue el Duomo di Milano, catedral gótica en el corazón de la ciudad, que maravilla! Lo ves bajando por el conocido “Salón de Milán”, la galería comercial Vittorio Emmanuelle, al ir llegando y ya de lejos el Duomo impresiona de lo imponente que es. Como que es una de las catedrales católicas más grandes del mundo. Y junto con el Teatro alla Scala, conforman lo más emblemático de la ciudad.UN PASEO POR MILÁN

UN PASEO POR MILÁN

UN PASEO POR MILÁN

   La Piazza del Duomo también es preciosa y llena de vida, a pesar de estar cubierta por miles de paraguas pude darme una vuelta y quedarme absorta mirando los detalles de cada edificio. También me gusta recrearme en las diferentes personas que andan por allí, pude ver gente muy curiosa a la par que interesante.UN PASEO POR MILÁN

   Rodeando un poco el centro histórico, pude ver el tranvía sucumbir esas calles llenas de gente justo a la salida de los trabajos de un viernes por la tarde, bares y cafés rebosar de gente y sus escaparates tan luminosos y coloridos. 

UN PASEO POR MILÁN

   Además, pude encontrar un montón de iglesias y basílicas, esta es la que más me gustó la basílica de Sant´Ambrogio, con la lluvia y la niebla se creó una atmósfera mágica alrededor. Fue reconstruida en el siglo XI con un estilo desconocido hasta el momento, el románico lombardo. Situada en la zona Universitaria esta rodeada de casas y edificios impresionantes y llenos de historia. Por no hablar de como estaban los bares un viernes tarde ;).UN PASEO POR MILÁN

UN PASEO POR MILÁN

   También me gusto mucho el Castello Sforzesco y su inmenso jardín, que me recordaba un poco al Retiro de Madrid (aunque más pequeño), ahora en otoño es un gozada pasear entre estos colores. El Castelo es otra de las visitas obligadas, se construyó como una fortaleza en el S. XIV y alberga varios museos. El parque Sempione se hizo a finales del S.XIX siguiendo el estilo inglés, y me gustó la verdad. 

UN PASEO POR MILÁN

UN PASEO POR MILÁN

   La tarde noche, a pesar del mal tiempo, invitaba a pasear por la zona de Brera, zona comercial y de tiendas llena de cafés y pastelerías con unos escaparates preciosos que se te cae la baba solo con mirar. La noche es del Naviglio Grande, un canal lleno de bares y restaurantes a ambos lados y que a pesar de las inclemencias estaba a rebosar. 

UN PASEO POR MILÁN

   Lo cierto es que es una ciudad muy recomendable para pasar mínimo un fin de semana por lo menos. Espero que te haya gustado.

   Te mando un beso bailongo, no dejes de bailaralsol aunque lleves el paraguas incorporado, y mucho amor con forma de Pizza, ya ves… que sorpresa nos dieron ;D.

UN PASEO POR MILÁN

Hasta pronto y gracias!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 3 =